jueves, 28 de mayo de 2009

Papelera Quilmes (ex Massuh): fideicomiso por tres años

Trascendió que el fideicomiso con administración estatal de Papelera Quilmes, nombre con que fue rebautiza papelera Massuh, durará al menos tres años. Aunque no se deshecha la posibilidad de una venta anticipada o la entrada de un acreedor extranjero a través de aportes de capital de trabajo.

La nueva conducción de la empresa recae en un Directorio conformado por Guillermo Moreno, Secretario de Comercio de la Nación, Guillermo Robledo, Secretario de Producción y Empleo de Quilmes (además de ex directivo de Massuh), Juan Naveiro, delegado del Área de Fabricación y otros cuatro trabajadores, y ya logró poner en marcha la producción obteniendo algo más de 300 toneladas de pasta semiquímica en menos de una semana y se espera que en un breve lapso vuelva a producir resmitas de papel.

La empresa tiene una deuda de algo más de 250 millones de pesos, y el 50% corresponde a acreedores del estado como los bancos Nación, Provincia y Ciudad, teniendo además unos 14 pedidos de quiebra. En sus mejores épocas la empresa llegó a facturar $ 70 millones anuales.

Si bien la planta necesita unos 5 millones para reactivarse y llegar a niveles de máxima producción, el dinero no saldrá totalmente de las arcas del estado a través del ANSES, sino que se buscará que los proveedores anticipen materia prima a cobrar a un mayor plazo y que los clientes aporten anticipos de futuras compras, cubriendo así la mayor parte del dinero que se precisa. Entre estos últimos ya se habría llegado a un acuerdo –por gestión de Moreno- con el hipermercado Carrefour.

Por otra parte se supo que la nueva dirección de la empresa alquila la planta a Héctor Massuh, y que el pago del alquiler será destinado a saldar parte de la deuda con los acreedores, ya que el fideicomiso no se hará cargo de la misma.

La papelera Massuh es conocida por comercializar en el mercado papeles de Impresión y escritura, resmitas para oficinas (baja la marca COPYBOND), papeles encapados (NOVAGLOSS, NOVAMATT, ETINOVA) y papeles de embalaje, además de artículos de librería bajo la marca DELLA PENA (cuya producción se realiza en la Provincia de San Luis)

Fuente: Buenos Aires Económico / Crítica de la Argentina / Papelera Massuh